La musicoterapia promueve el movimiento rítmico y continuo