La Musicoterapia

La musicoterapia es la utilización de la música para conseguir objetivos terapéuticos: la restauración, mantenimiento y mejora de la salud mental y física. Es la aplicación sistemática de la música, dirigida por el musicoterapeuta en un contexto terapéutico a fin de facilitar los cambios.

El musicoterapeuta profesional participa en el análisis de problemas individuales y en la selección de objetivos generales de tratamiento antes de planificar y dirigir actividades musicales. Se realizan evaluaciones periódicas para determinar la efectividad de los procedimientos empleados.

El tipo de música utilizada en las sesiones de musicoterapia viene determinada principalmente por las preferencias musicales del individuo en cuanto a estilo, instrumentación, etc.

La musicoterapia es un tratamiento que ha mostrado ser efectivo con personas de todas las edades y con diferentes tipos de problemas. Los campos de aplicación de la musicoterapia son amplísimos.

La musicoterapia está indicada desde el feto hasta cualquier edad. Por lo tanto es aplicable a embarazadas, bebés, niños, adolescentes y adultos de todas las edades de múltiples patologías o necesidades.

Terapia recomendada para niños con:

  • Trastorno del lenguaje
  • Retraso psicomotor
  • Dificultades de aprendizaje
  • Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (T.D.A.H.)
  • Trastorno del Espectro Autista (T.E.A.)
  • Trastorno general del desarrollo (T.G.D.)
  • Síndrome de Asperger
  • Síndrome de Down
  • Síndrome de Williams
  • Síndrome de Prader–Willi
  • Estimulación en bebés
  • Etc.

Terapia recomendada para adultos:

  • Ancianos: demencia, Parkinson, Alzheimer, depresión, problemas de memoria, etc.
  • Mujeres embarazadas
  • Problemas de ansiedad
  • Depresión
  • Fobias y  obsesiones
  • Autoestima
  • Habilidades sociales
  • Trastornos de alimentación
  • Etc.