Razones

Aunque la influencia que tiene la música sobre la salud física y mental es conocida desde la Antigüedad, la disciplina es relativamente reciente y ha sido en estos últimos 50 años cuando ha cobrado un gran protagonismo en los países desarrollados.

La disciplina no sólo cuenta con revistas especializadas, sino que desde otros campos de la ciencia como la medicina, psicología o neurociencia, muestran interés por este campo.

Cada vez son más numerosos los centros que cuentan con un musicoterapeuta en sus plantillas, especialmente en EE.UU., Canadá o países del norte de Europa, donde la musicoterapia está integrada dentro de algunos de los hospitales más prestigiosos.